Que pasara si…

¿Que pasara si hoy nos levantáramos con las cosas que agradecimos ayer?

Seguramente muchos de nosotros (me incluyo) estaríamos lo que los argentinos llamamos “estar en el horno”. Hay que reconocer que agradecemos poco. Pedimos, exigimos, demandamos pero no nos damos cuenta que hay una segunda parte o una contrapartida.

Puede ser, porque no hay ningún estudio ni dato ni nada, que agradezcamos solo las grandes cosas o grandes gestos. Un regalo de cumpleaños o aniversario o imprevisto, una salida imprevista, una ayuda salvadora, un consejo amigo o algún gesto elocuente. Como que estamos obligados (por un contrato social o por culpa) a agradecer en relación al tamaño de lo recibido y la frecuencia de lo mismo.

Si en cambio es simplemente poner la pava en el fuego, hacer las compras, alcanzar una taza, comprar un pequeño dulce para el postre o para el camino, un beso de despedida o buenas noches, que son cosas que hacemos casi a diario y no son tan monumentales como comprar un libro o un paquete de vacaciones, no agradecemos nada. Damos por sentado que siempre van a estar. O al ser tan chicas y en algunos casos, invisibles no merecen que digamos “gracias”. Pensamos que los “gracias” los tenemos contados y solamente podemos usar algunos durante el día. Que el uso y abuso del “gracias” dañara a la misma palabra y le quitara valor en cada uso. Para mi no.  Para mi cada “gracias” vale tanto como el anterior y como el siguiente. No importa -o no debería- importar el tamaño o frecuencia del regalo, de la atención, de la atención o lo que hayan hecho por nosotros.

La otra persona seguramente no lo hace por obligación, lo puede hacer por un tiempo pero no se sostiene a largo plazo, la otra persona lo hace porque siente que la felicidad propia también es la felicidad del otro.  La persona que da no lo hace por el agradecimiento en si pero este es muy importante porque es el reconocimiento de la acción, que nos dimos cuenta que se hizo  algo lindo y amable por uno. Que no paso (ni pasamos) desapercibido. Agradecemos no el gesto ni el tamaño sino que la otra persona pensó en nosotros. Quizás, más filosofalmente hablando, reconocemos nuestra existencia a partir de los otros. Lo pienso mientras lo escribo.

Es ponerse en los zapatos del otro, de sentir empatía, de observar y pensar como el otro y tratar de hacer algo para hacer un poco mejor el día. Sea desde un alfajor hasta un paquete de vacaciones en un destino de ensueño.

Agradecemos tan poco que si solamente nos quedáramos con lo que agradecimos el día anterior, estaríamos desnudos. No desnudos de ropa, claramente, sino desnudos en el alma, en el corazón. Es muy de nosotros, los humanos, darnos cuenta de algo solamente en su ausencia. En su presencia damos por sentado que siempre estará o siempre sera así y no nos percatamos que quizás algún día no este y no disfrutamos ni agradecemos el aquí y ahora. Siempre hablamos de lo negativo, de lo que falta o falla, de lo que no esta bien pero cuando todo parece alineado pensamos que tiene que ser asi y no tenemos que agradecer. Todo lo contrario. Puede ser que no sea así y somos unos afortunados de tenerlo.

Agradezcamos las grandes y pequeñas cosas. Las de todos los días y la de una vez. Las que se planean y las que salen de las entrañas. Las que pedimos y las que no. Las de seres queridos y extraños. No escatimemos en palabras y mucho menos en los “gracias”. Pensemos en lo bien que hace cuando nos dicen “gracias” a nosotros. Nos llena el alma, nos agrandara el corazón y nos da un motivo más para hacerlo otra vez.

El limite entre la libertad de uno y el derecho de otro

Hoy fui a la plaza a leer en mi tablet “El futuro inteligente” [5] de Lalo Zanoni [6]. Fue un momento espectacular. Salí del departamento, camine un poco, me entretuve y aprendí con un libro y tome aire ¿puro? La cantidad de gente fumando en una plaza fue increíble y me puse a reflexionar un poco.

Sabemos que el cigarrillo es una droga social y legal y nadie puede decir que hacer o no con los vicios de uno mismo. Pero por cuestiones de protección de salud de la población en general, diferentes gobiernos de todo el mundo y a todo nivel (nacional, provincial y municipal) prohíben fumar en espacios cerrados [1]. Digamos que esta enmarcado en el principio del “bien mayor”. Si la mayoría no fuma, ¿por que tengo que respirar el mismo humo de un fumador? Si queres llenar tus pulmones de humo y llegar más rápido al hospital (o cementerio), hacelo, no hay problema pero no quiero ir yo también. Es lo que se llama fumador pasivo [2]. Tu libertad de fumar termina con mi derecho de respirar aire puro.

Volviendo a la reflexión de la plaza, los fumadores y las normas vigentes de donde se puede fumar o no, pienso y lo pongo en la mesa de discusión si no es el momento de ir un poco más. Las plazas son los pulmones de las ciudades [3]. No hace decirles que las ciudades contaminan mucho el aire y las plazas y parque nos hacen un trueque entre dióxido de carbono y oxigeno [4]. Sabiendo el poder de las plazas, los que vivimos en grandes centros urbanos vamos a respirar aire puro (por ahora) y al tener juegos y espacios verdes, los niños también asisten. Me pregunto, antes de elaborar cualquier proyecto de ley, si esta bien que las personas fumen en espacios verdes. Los fumadores en espacios verdes son doblemente dañinos. Por un lado, rompen la función básica de las plazas/parques que es ir a respirar aire puro. Por otro lado, contaminan los pulmones desde temprano de los chicos que están en plena etapa de crecimiento. Como si fuera poco, ensucian los espacios porque no tiran los restos en los cestos correspondientes.

No tengo problema en que fumes, lo hagas por el motivo que lo hagas. Si fumar te relaja, te hace olvidar los problemas, no te hace engordar, no te gusta pero no podes dejarlo, etc. La excusa es lo de menos. No voy por la libertad  de fumar. Voy por el derecho de respirar aire puro. Si yo no quiero fumar, quiero vivir unos años extra y poder hacer ejercicio normalmente ¿por que voy a permitir que alguien me quite ese derecho?

Antes que empiecen con los comentarios agresivos, hablo con conocimiento de causa. Viví mucho tiempo con un padre fumador que tiene serios problemas respiratorios debido a su prolongada adicción al tabaco y me convertir en un fumador pasivo de su humo. Por suerte me fui temprano de casa y tengo una vida saludable con ejercicio constante. Cuando me reúno con mi padre, le pido que no fume conmigo en el mismo cuatro.

Investigando un poco, doy con el caso NY. La ciudad estadounidense de New York no permite que su ciudadanos fumen en parques y playas [7]. El emblemático Central Park no permite fumadores y la multa es de 50 dólares. Muy buena jurisprudencia.

 

¿Que opinan?

¿Estas a favor de prohibir que se fume en espacios verdes?

 
pollcode.com free polls

[Update 1]

Si se llegara el caso de implementar esto y multar a la gente, doy algunos concejos gratis para el candidato o espacio politico que lo quiera usar como bandera.

  1. Monto: tiene que ser lo suficientemente grande para que los fumadores desistan pero no tanto para no generar nuevos morosos al sistema fiscal
  2. Facilidad de cobro: tiene que ser lo más fácil del mundo. Posnet móvil, pago por SMS (por la factura del telefono) o por DNI (se agregaria un cargo en la factura de servicios municpales/provinciales). El pago tiene que ser en el momento. Nada de hacer filas o llenar más las oficinas gubernamentales. Habria que evaluar hacer una app y que la multa sea una compra in-app o por paypal.
  3. Distribución de la multa: depende del monto, se puede dividir entre el policía/cuidador que aplico la multa, el mantenimiento de la plaza, fondos para campañas antitabaco u ONGs que estén a favor del aire puro

[Update 2]

Desde twitter, se largo el debate con buenas opciones

https://storify.com/gonzalobenoffi/el-deta-en-twitter

[1]

http://es.wikipedia.org/wiki/Ley_antitabaco_de_Argentina

http://es.wikipedia.org/wiki/Ley_antitabaco_de_Espa%C3%B1a_de_2011

http://www.bcn.cl/carpeta_temas_profundidad/nueva-ley-del-tabaco-donde-se-puede-fumar-y-donde-esta-prohibido

http://www.pmi.com/es_do/tobacco_regulation/regulating_tobacco_products/public_place_smoking/pages/indoor_smoking_room_in_dr.aspx

[2]

http://es.wikipedia.org/wiki/Fumador_pasivo

http://www.hospitalaleman.org.ar/prevencion/el-riesgo-de-ser-fumador-pasivo/

[3]

http://www.importancia.org/plazas.php

http://diarioelnorte.com.ar/nota22791_sociedad-la-importancia-de-las-plazas.html

[4]

http://www.botanical-online.com/funcionesplantas.htm

[5]

http://www.futurointeligente.com.ar/

[6]

https://twitter.com/zanoni

[7]

http://www.docsalud.com/articulo/2218/nueva-york-ya-est%C3%A1-prohibido-fumar-en-parques-y-playas