La guerra fría

A pesar de ser fanático de las historias de espionaje y que los agentes de inteligencia sean personajes de adoración, hoy no es el tema que me trae a escribir aquí.

En el mundo de los móviles, no solo en Android ocurre, cuando tenia mi iPhone también sucedía, se esta librando una guerra encarnizada y silenciosa entre las llamadas webapps y native apps.

Las webapps son paginas de internet que accedemos desde el navegador de nuestro móvil y se ven tal cual la aplicación que instalamos del teléfono. Están diseñadas con mucho esmero para adaptarse a todas las resoluciones disponibles en el mercado. A pesar de ser programadas contra un navegador y no un SO tienen muchísimas funciones y grandes efectos. No ocupan espacio en la memoria del teléfono.

Las llamadas native apps son esas aplicaciones que instalamos desde el AppStore de iOS o el Market de Android. Aprovechan al 100% todas las funcionalidad tanto del SO como del teléfono haciendo grandes productos. A pesar de ocupar espacio no es mucho salvo que tengamos muy poca memoria o se traten de grandes aplicaciones.

 

 

 

 

La guerra entre estos dos tipos de aplicaciones surge en dos situaciones diferentes pero similares. Cuando los moderadores de ambas tiendas de aplicaciones deciden que esa app no es correcta para su SO, los desarrolladores buscan la manera de crear una versión Mobile para que cualquiera pueda acceder. Todavía no hay bloqueado paginas de internet. Esperemos que nunca ocurra. El segundo motivo de esta guerra son las limitaciones del propio SO. Quizás tenemos un versión desactualizada en nuestro teléfono por x razón y no podemos instalar esa aplicaciones. Entonces tenemos la webapp para poder disfrutarla. Obviamente que no con todas las funcionalidades de la original pero algo se les acerca.

La gran mayoría de las webapps provienen de redes sociales (facebook, google+, twitter, flickr), correos electrónicos (gmail, yahoo y hotmail) y algunos diarios, la mayoría del extranjero. El común denominador es que todos utilizar la red para tanto publicar o leer contenido. No he visto un juego o una aplicación de productividad que tenga una versión móvil. Las webapps nos brindan las instantaneidad de la búsqueda de información y nos olvidamos de las instalaciones o configuraciones que quizás no son necesarias. También cuenta con la ventaja de acceder desde cualquier teléfono más allá si tenemos la native app instalada. Además las webapps suelen ser un poco más rápidas.

 

 

 

 

En cuanto a la opinión personal, estoy dividido. Algunas aplicaciones nativas superan claramente a la hermana de la web como puede ser la de Twitter, otras me es indiferente como Google+ o Calendar y en otras como Reader o Facebook prefiero acceder desde el navegador porque o se ven mejor o porque sus funcionalidades están mejor desarrolladas o directamente no se encuentran en las que tengo instalada.

Últimamente la gente se ha volcado en realizar más webapp por tema de los limites del SO y sus tiendas y la portabilidad a cualquier teléfono con conexión a internet.

Mientras tanto los usuarios contentos porque tenemos mejores productos que se actualizan con mucha frecuencia brindándonos nuevas y mejores funcionalidades.

 

    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *