A green day

Hace un par de días salí a caminar, bah a intentar correr pero no salió, a la plaza que esta cerca de mi nueva casa. En una de las vueltas que dimos junto a mi esposa pude ver, siempre con mi ojo curioso en todos lados, demasiados papeles tirados en el verde césped. No solo en la plaza sino en la vereda de enfrente. Estas son algunas fotos que pude sacar:

 

  

 

 

Todos estos papeles decían “Cristina miente” y en su reverso “Yo vi a Cristina entregar nuestra fragata”. Unos días más tarde nuestra presidenta iba a visitar mi ciudad con el motivo del regreso de la Fragata Libertad que estuvo retenida en África más de 70 días por cuestiones burocráticas referidas a los fondos buitre que no entraron en el canje de la deuda argentina.

 

Al ver todos estos papeles ensuciando las veredas y lo peor de todo una plaza publica me surgieron un par reflexiones:

 

1) ¿Con que sentido hacen esto? ¿Hay una metodología más ineficaz que tirar papelitos con frases triviales? Pasaron varios días y todavía no logro descifrar para que hicieron esto. ¿Cual era el fin? ¿Informar? Mmmmmm, no creo. Son dos frases triviales que no aportan nada. Si lo que dicen los papeles es verdad (después me despacho sobre ese tema) no era mejor presentar una ¿demanda? judicial, ir con los diputados y senadores opositores para pedirle una audiencia a ella o a los responsables en el Congreso Nacional, pedir una audiencia publica, una conferencia de prensa o presentar un proyecto de ley para que ¿no mienta más? o mejor formar un partido, ganar las elecciones y hacer las cosas como debería ser. No estoy en contra de la libertad de expresión ni el derecho a huelga. Las considero herramientas fundamentales contra los abusos de gobiernos y privados. Pero hay maneras y maneras. Lo mismo que los paros, los cortes de transito o los hechos vandálicos. A pesar de que todos producen un efecto mediático inmediato, siempre tiene un efecto negativo a la hora de sentarse a negociar.

 

La protesta pacifica, silenciosa y a través de los escritorios, puede durar más, puede ser más burocrática pero quizás tenga mejor efecto que los métodos mencionados anteriormente. A los políticos no les gusta que sus falencias sean publicadas en cadena nacional y si vos logras un acuerdo con ellos antes de mostrar lo mal que hacen las cosas, quizás es mejor a la hora de negociar. Se llama voluntad de dialogo. Si ellos no quieren reunirse ni solucionar tus problemas, ahí recién estas habilitado a tomar medidas más drásticas. Un paro quizás o un corte parcial de transito (no vaya a ser cosa que afectes a la misma clase de gente que defendes porque entonces jamás vas a lograr la empatía del otro) serian algunos métodos menos dañinos. Pero actos vandálicos como destrozar comercios o ensuciar lugares publicas, ahí, ya no te acompaño.

 

Con respecto al mensaje que trataban de comunicar estos papeles me indigne mucho. No porque sea fanático a me gusten las políticas del gobierno de turno sino porque son golpes bajos, mentiras, calumnias, cosas sin sentido que repetidas quieren ser verdad. Mensajes o mejor dicho ataques sin fundamentos. Si tenes fundamentos o pruebas ataca tranquilo, es más yo soy el primero en acompañarte, pero así no.

 

Analicemos el primer mensaje: “Cristina miente”. ¿Miente sobre que? ¿Porque no especifican sobre que aspecto miente nuestra presienta?. Si lo mencionar, ¿bajo que fundamentos o pruebas basan esa afirmación?. Más allá si miente o no, no es el eje de la cuestión, atacar a una persona que no se puede defender ese de cobarde. O sea, se crea una imagen negativa para la masa que no es acertada. Difusión errónea de la información. A nadie le gustaría que digan cosas que no son a espaldas nuestras sin poder defendernos y mucho menos si son cosas muy generales y sin pruebas.

 

En el segundo mensaje se llegaba a leer “Yo vi a Cristina entregar nuestra fragata”. Mentira. Si las buenas personas que arrojaron estos papeles hubieran leído el diario uno, si uno, de los 77 días que duro el conflicto sabrían que es una mentira. ¿Que podría haberse evitado? Quizás, no se, podría ser, muy improbable. Eso es otro tema y no tiene que ver con entregar o no entregar. Nuestra Fragata esta realizando el recorrido que  realizaba todos los años cuando en unos de todos los puertos del mundo donde atraca fue retenida por una orden judicial del país donde atraco. La orden judicial carecía de fundamentos porque primero no se puede embargar una fragata militar y además la orden fue dictada por grupos empresarios que nada tienen que ver con Ghana y su sistema judicial. Estos grupos empresarios, llamados fondos buitres que no entraron (porque no quisieron) al canje de la deuda argentina, sobornador o mejor dicho (para ser bueno entre nosotros) influenciaron al “buen” juez para que emitiera el embargo. Fue solo una cuestión de días y una presentación al Tribunal del Mar para que el conflicto fuese destrabado de inmediato. La Argentina tenia razón. La Fragata no puede ser embargada y si los  fondos buitres quieren cobrar que hagan sus reclamos pertinentes a las autoridades que correspondan. Nada de comprar voluntades.

 

Si Ghana (que no gano, cuac) aprendió algo fue no dejarse influenciar por agentes externos ya que toda la joda del embargo y retención le costo 7.6 millones de dólares al gobiernos ghanés. ¿Las autoridades del país piensan que los fondos buitres son de palabra y de buena fe que van a pagar eso? Como diría Nelson: “Ha Ha”.

Cuestión que no fue Cristina que la entrego la Fragata, no hubo ninguna entrega. Si alguien se equivoco en el armado del itinerario no fue ella. Ella no tiene toda la culpa de todo lo que hacen sus funcionarios. A pesar de ser la funcionaria en la cúspide de la pirámide gubernamental no tiene ojos para supervisar todas las acciones de sus funcionarios y menos las de las FF.AA.

 

Que el Gobierno hace cosas mal y con modos que no son los correctos es una obviedad decirlo. Pero hay maneras y maneras de reclamar soluciones para los aspectos negativos del gobierno de turno. Panfletos que ensucian la vía publica, que atacan y agreden sin sentido, sin verdad y sin posibilidad de respuesta o defensa no creo humildemente desde este lugar que sea el correcto.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *