Pensamientos del 4to. tipo

¿Sera que uno que es programador, desarrolla sistemas y sabe cual es el verdadero potencial de la informatización?, ¿será que uno vive en internet y convive a través de las redes sociales con gente de otros países?, o ¿será que a uno le gusta leer diarios y blogs en otro idioma y de otros países?…no se que será…quizás la combinación de todo que uno tiene este tipo de pensamientos…pensamientos del 4to tipo.

 

Las dos primeras semanas del año me encontraron con dos inconvenientes burocráticos. Obviamente no fueron culpa mía sino de la “inteligencia” de los operadores de dichos sistemas.

 

El primero fue un cambio de plan en mi nueva obra social. Si, hasta eso cambie. Con mi esposa habíamos solicitado el plan B pero cuando las hermosas credenciales llegaron tenían el plan C. Uno puede decir, “bueno, che es un cambio de plan nomás”. Yo les puedo contestar: “no es un simple cambio de plan”. Todavía no logro comprender porque la amable vendedora luego de taladrarnos la cabeza con los beneficios del plan B y sus costos nos cargo en el sistema el plan C. De aquí surgieron dos inconvenientes. El primero es ir personalmente al CAC y pedir el cambio de plan. El sistema informático es tan bueno (léase con muchaaaaaaaaaaaaaaa ironía la palabra bueno) que tenes que darte de alta como un nuevo cliente para tener un nuevo plan. Así como lo leyeron. Entre un nuevo cliente que acaba de pasar la puerta de entrada y yo que firme quinientos mil papeles, declaraciones, contratos, presentaciones de documentos, recibos de sueldo no hay ninguna diferencia. Ni la más mínima. A mi y a mi esposa nos pidieron todos los datos nuevamente, completamos nuevamente todas las formas, firmamos todos los documentos y declaraciones habidas y por haber y presentamos nuevamente documentos y recibos de sueldo. Un mes después llegaron las nuevas (y buenas) credenciales. Más allá de la reflexión final, me pregunto: ¿Que hubiera pasado si en el transcurso del mes que tuve el plan C me hubiera pasado algo que solamente el plan B me lo cubría? ¿Quien se hacia cargo del error inicial de cargarlo mal? Obviamente no hay pruebas concretas que yo pedí el plan B pero loco no estoy y seguramente hubiera sido una batalla inútil porque hubiera sido la palabra de la operadora contra la mía. Menos mal que no paso nada.

 

 

El otro inconveniente que tuve que pasar fue el cambio de operadora a través de la tan anunciada portabilidad numérica. La compañía que tenia antes aumento demasiado los precios de sus abonos regulares y por eso decidí cambiarme a otra cuyos precios sean más razonables. En la nueva operadora me pedían DNI, equipo liberado y factura paga con no menos de 30 días pasados del pago. Nada fuera del otro mundo. Fui a la ahora anterior operadora, pague la factura como corresponde y pedí el SIMLOCK de mi equipo. Un humilde Motorola Atrix. Después de 30 minutos de reloj con la operadora tecleando y tecleando, cerrando y abriendo ventanitas me dieron el tan ansiado numero. Fui a la nueva operadora, presente todos los requerimientos y luego de firmar el traspaso de operadora y el nuevo contrato estaba en proceso de cambio. Justo el día que me habían dicho me quede sin señal en el teléfono con el chip de mi ex-operadora. Era hora de cambiarlo. Cuando lo pongo me pide, obviamente, el SIMLOCK para poder usar el teléfono con una compañía diferente a la de origen. El numero estaba mal. Intente quinientas mil veces y nada. Seguramente la chica del CAC se confundió y me lo dio mal (lo reviso como tres veces antes de anotarlo, menos mal). Posibilidad de gestionarlo vía web: ninguna. Llame al numero de atención al cliente y entre los miles de menú que tengo que adivinar para que me atiendan, las derivaciones internas y el tiempo que te hacen esperar mientras aparecía el numero, desistí y espere dos días hasta el lunes para ir personalmente y que me dieran el numero numero. Afortunadamente no tuve que hacerlo porque desde la cuenta de Twitter me dieron el numero correcto y pude liberar el teléfono.

 

 

Ante estos dos tramites que tuve que sortear me surgieron varias reflexiones:

 

¿Quien y cuando diseño los sistemas informáticos que usan las grande empresas?

 

Claramente fueron el siglo pasado y bajo ningún aspecto dentro de los requerimientos estaba la usabilidad, experiencia de usuario, rapidez y velocidad. En vez de invertir tanto en publicidades con famosos o promociones sin sentido ¿por que no invierten en mejorar la gestión de reclamos y solicitudes? No puede ser que este 30 minutos navegando en el sistema para un simple numero y definitivamente cambiar un plan tiene que ser mucho más simple que dar de alta un nuevo cliente.

 

 

Estamos en el 2013, ¿para cuando los sistemas web con firma electrónica/digital? Una buena manera de descongestionar un poco (siempre va a ver analfabetos digitales que les encantar hacer colas y presentarse personalmente) los CAC es mover todo a la web. Un login compuesto con una contraseña y tu firma digital debería ser suficientes para hacer cualquier tramite de complejidad baja a media. Cambiar un plan, buscar un numero, gestionar un reclamo, pedir un service, revisar historial, etc ya debería hacerse de forma fácil y rápida a través de la web. Los homebanking y los lugares para pagar las cuentas son buenos ejemplo de descentralizar gente de los bancos y lugares de pago. ¿Hay algo mejor que pagar la cuenta de luz desde el sillón de mi casa y con dos clics? Evidentemente si. Caminar hasta el lugar, hacer una cola interminable, esperar el procesamiento del pago, luchar por el cambio y volver a casa. Cosas que nunca entenderé.

 

Bancarización de toda la economía. O gran parte de ella

Habiendo trabajo 3 años en un supermercado me bastaron para odiar el efectivo. Siempre teníamos problemas de sobrante/faltante, billetes rotos o en muy mal estado, billetes falsos y posibilidad de robos a mano armada. En un solo día se maneja mucha pero mucha plata. Las tarjetas de debito (las de crédito también pero con el sistema que pagas un mes después y el tema de los intereses, mucha gente no es fanática de ellas) son el mejor reemplazo del efectivo porque es prácticamente lo mismo. Compras y al momento te lo descuentan. Te ahorras de tener plata encima con lo cual evitas atracos (si te roban la tarjeta no pueden sacarte plata si no tienen la clave y si te obligan podes ingresar una que engañe al ladrón y diga que tenes tan solo $100 ) y evitas el problema al pobre cajero de lidiar con el cambio y el sobrante/faltante. Además tenes un control más escrito del cambio y generalmente las promociones son usando este tipo de medio de pago. ¿Por que nadie lo hace? Porque son unos cavernícolas y no confían en el sistema. Okey, esta bien. El sistema tiene fallas. Ante muchas peticiones puede colapsar y tengas que esperar unas cuantas horas. Pero como todo sistema se puede mejorar (añadiendo infraestructura para grandes volúmenes) y se pueden crear alternativas en caso de fallo. Sistema offline o descuento por NFC. Como informático puedo decir que lo que sobran son ideas, herramientas y soluciones.

 

Saber todo lo que se puede hacer en materia de agilización e informatización de sistemas de tramites/reclamos/solicitudes/compras me da más impotencia viendo todo el sistema actual. Y mucha más bronca me da padecerlo día a día y no poder hacer nada. Ojala que alguien lea esto y ponga en marcha la gran cantidad de engranajes que hay que mover para que tan solo el 10% de todo lo que escribí cambie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *