I’m so sorry

Por si no lo han leído en algún otro post o si no me conocen personalmente no creo que sepan que vivo en Mar del Plata. Una ciudad en la costa de Argentina, en Sudamérica. Al tener playas (más de 30 km si no me equivoco y según Google Maps) somos principalmente una ciudad turística donde en el verano del hemisferio sur viene toda la gente del país a ensuciar las playas y plazas, generar caos de transito y estacionamiento, colmar restaurantes, generar más hechos delictivos de los que ya hay, vacacionar, divertirse, gastar plata y generar empleo.

 

A pesar del esfuerzo de las autoridades locales por hacer de nuestra ciudad, un destino de todo el año con eventos deportivos internacionales y locales, congresos y convenciones, eventos culturales de los más diversos, el grosor de la gente arriba entre los meses de diciembre y febrero con su pico máximo en enero, después de las fiestas de Navidad y Año Nuevo. De ahí surge este post denuncia-reflexión que quiero compartir con todos.

 

Estoy cansado pero cansado de verdad de ver a comerciantes quejándose de la mala temporada que estamos viviendo actualmente en casi toda la Costa Atlántica. Por lo menos en Mar del Plata hay mucha pero mucha menos gente que años anteriores. Y eso a pesar que ya no se puede salir del país por las restricciones bancarias.

 

 

Estos buenos señores comerciantes se preocupan por la inmensa disminución en la afluencia de gente en el que supuestamente es el mejor mes del verano. Yo me pregunto lo siguiente ¿han hecho algo para ofrecer algún servicio adicional al turista? ¿han actualizado los precios de sus productos/servicios sin ir por la codicia y “salvarse” para todo el año? ¿han brindado una buena atención al publico la temporada pasada? ¿han invertido en infraestructura para ofrecer una imagen renovada para los nuevos y viejos turistas? ¿han promocionado sus ofertas/promociones/servicios/productos durante el año en otras ciudades? ¿trabajan durante el año para no andar con la soga al cuello durante tres meses? ¿han capacitado a su personal en otros idiomas para atender al turismo extranjero? ¿han perfeccionado a sus empleados en las tareas que tienen encomendadas?

 

Seguramente la respuesta del 99% de los tránsfugas comerciante es un NO rotundo. Si por lo menos haces algo para que la temporada salga bien y después no es buena (crisis económica, malestar social, falta de dinero, etc) recién ahí te habilita a quejarte. Pero antes no. Un poco de autocritica. Si la gente no te entra al local, si no te gasta, algo habrás hecho el verano pasado o mejor dicho algo no estas haciendo para mejorar tu imagen. Gente hay. Plata hay. Solo que ahora la administra mejor y no gasta en cualquier cosa. Prioriza y solo compra o insume cosas que le aportan algo o es de muy buena calidad.

 

La temporada esta ya esta perdida. Pero la próxima no. Tenes 9 meses para planear la que sigue. Analiza. Invertí. Planifica. Capacítate. Mejora. Evoluciona. Ayuda. No te quejes. Supérate. Sé el mejor. Ofrece. Regala. Todo tiene su coste pero la ganancia al hacer las cosas bien viene sola.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *