Android y el Software libre

Según Google, Android es un software de código abierto que se distribuye bajo la licencia Apache V2. La licencia Apache V2 da permiso para:

  • Utilizar el software para cualquier propósito, distribuirlo, modificarlo y distribuir las modificaciones.
  • No tiene copyleft por lo que las versiones modificadas no tienen que ser distribuidas como software libre.
  • Compatible con GPL3 pero no con las anteriores.
  • Incluye provisiones de protección respecto a patente.

Por esta licencia y sus atributos, terceras partes, como por ejemplo fabricantes, pueden modificarlo o añadirle código y este nuevo código no tiene porqué ser liberado al publico en general. Al crear las distintas interfaces y drivers para sus teléfonos (los cuales son propiedad privada) no tienen la obligación de compartir el nuevo código generado a partir de la base que es Android.

Si tomamos Linux como GNU/Linux y no como SO como suele ser entonces decimos que Android y Linux no son lo mismo. A Android le faltan un montón de componentes de GNU/Linux, las consolas, los entornos gráficos, los compiladores, los servidores, los cargadores de arranque, etc. Aunque no está bien definido que debe incorporar un sistema para ser GNU/Linux a primera vista podemos ver que dista mucho de ser un GNU/Linux estándar como las distribuciones que existen para PC.

Expuesto esto podemos decir que Android no es GNU/Linux, sino que utiliza el kernel Linux, que no es lo mismo. Si Google no hubiera utilizado Linux como base de Android el desarrollo de uno propio se habría eternizado, tendrían problemas para adaptarlo a la gran cantidad de teléfonos/tabletas que hay en el mercado y el trabajo de desarrollo sería demasiado complejo para el tipo de sistema operativo que quiere Google, que lo actualiza casi cada 6 meses.

Hay un caso en particular que aprovecha las ventajas que brinda Android al ser de código abierto: CyanogenMod. CyanogenMod es un firmware no oficial disponible para más de treinta teléfonos móviles y tabletas que usan Android. Ofrece características que no se encuentran en las versiones oficiales basadas en Android suministradas por los fabricantes.

Después de la introducción del HTC Dream en septiembre de 2008, la comunidad de desarrolladores Android encontró un método para obtener permisos de superusuario (root) en el subsistema Linux de Android.

Este descubrimiento, combinado con la naturaleza de código abierto de Android, permitió modificar los firmwares originales y reinstalarlos en el teléfono a voluntad.

Hasta la versión 4.1.11.1, CyanogenMod incluía varias aplicaciones de código cerrado de Google, como Gmail, Maps, Market, Talk y YouTube, así como varios drivers privativos.

Cuando Google envió una carta de cese y desista al jefe de desarrollo de CyanogenMod, Steve Kondik, quejándose de la situación, el desarrollo se interrumpió durante algunos días pero tras una declaración de Google que explicaba su posición y la posterior negociación entre Google y Cyanogen, se decidió que el proyecto CyanogenMod podría continuar, con la condición de que no incorporase los componentes privativos en conflicto.

¿Que es Android?

Android es un sistema operativo móvil que está enfocado para ser utilizado en dispositivos móviles como teléfonos inteligentes, tabletas, Google TV y otros dispositivos. Es desarrollado por la Open Handset Alliance, la cual es liderada por Google. Hasta ahora, se han sobrepasado las 400.000 aplicaciones.

El anuncio de Android se realizó el 5 de noviembre de 2007 junto con la creación de la Open Handset Alliance, que es consorcio de 78 compañías de hardware, software y telecomunicaciones dedicadas al desarrollo de estándares abiertos para dispositivos móviles.

Las versiones de Android reciben nombre de postres en inglés. En cada versión el postre elegido empieza por una letra distinta siguiendo un orden alfabético:

C: Cupcake (v1.5),

D: Donut (v1.6)

E: Éclair (v2.0/v2.1)

F: Froyo (v2.2),

G: Gingerbread (v2.3),

H: Honeycomb (v3.0/v3.1/v3.2)

I: Ice Cream Sandwich (v4.0),

J: Jelly Beam (v4.2)

Android se usa en teléfonos, notebooks, netbooks, tabletas, Google TV, y hasta en relojes ,siendo el sistema operativo más accesible desde dispositivos de menos de 100 euros hasta más de 600.

Algunos teléfonos como el Motorola Atrix vienen con un dock que al conectarlo a un monitor-tv por HDMI carga una distro de Linux muy básica pero Linux al fin de cuentas. Cuenta con un explorador de archivos y un Firefox cargado. Además podemos ejecutar las aplicaciones que tenemos dentro del teléfono. Durante el Mobile Congress del año pasado se presento un proyecto para que estos docks tengan un Ubuntu completo. La magia del software libre permite que las cosas lleguen a lugares que no estaban pensado en su creación.

Nuestros teléfonos. con Android se ajustan perfectamente al todo ecosistema Google que usamos diariamente en nuestras pc de escritorio. Para los hardcore users de Google, en el teléfono tenemos una gran extensión de nuestra vida on line. Por citar algunos ejemplos tenemos obviamente Gmail, los calendarios de Calendar, YouTube, Picassa, Google+, etc etc.

Google Play Store antes llamado Android Market es la tienda de aplicaciones para los teléfonos, tabletas y televisores con Android. Cuenta con más 400 mil apps y más 10.000 millones de descargas registradas hasta el momento.

Google Play cuenta con dos modalidades de descarga. Se pueden descargar aplicaciones desde el propio teléfono o desde la misma pagina de Google Play. Los teléfonos con Android están relacionados con nuestra cuenta de Gmail entonces al registrarte en la web con la misma cuenta, las aplicaciones se descargaran automáticamente al teléfono con solo pulsar el botón. Android no tiene un software para gestionar el teléfono ya que cada fabricante provee este software.

Desarrollar para Android

Android es el SO para móviles que más ventajas da para empezar a desarrollar apps y Linux tiene un papel fundamental en eso. La primera ventaja que encontramos es la económica en varios aspectos. La cuota de desarrollador de Android es de 25 dólares al año y sin limites de subidas. Además las apps no sufren de un proceso de filtrado como otras tiendas. Obviamente esto trae algunos inconvenientes pero me alegro que sea así. Si subimos una app de pago, la relación de pago es 70% para nosotros y 30% para Google. si logramos un éxito mediano, recuperamos la inversión desde las primeras app y el resto es todo ganancia.

Para programar para Android usamos Eclipse que un IDE multiplataforma el cual se puede instalar en cualquier PC con cualquier distro de Linux. Esto ya reduce los costos de conseguir una terminal con un SO que hay que pagar un precio extra por la licencia.

Otra ventaja de tener a Android como software libre es que la comunidad de desarrolladores adopto esta filosofía de compartir código, exponerlo a la comunidad para que lo use con cualquier propósito y pueda modificarlo y mejorarlo. A los programadores de Android nos motiva más la investigación, el desarrollo, la técnica, el bien común. Creo que son cualidades que encontramos en toda la comunidad de software libre y código abierto que trabajan como hormigas priorizando la constante innovación del SO y no el orgullo personal. Detrás de la comunidad de desarrolladores linux y android, no hay nombres rutilantes ni grandes marquesinas luminosas sino mucho trabajo y esfuerzo en silencio.

Estereotipos

Así como existen estereotipos del usuario de Apple, de Microsoft y de Linux también existen estos perfiles en el mundo de los móviles y generalmente adoptan el mismo que sus “padres”. Así es como el usuario de MAC esta más predispuesto a adquirir un iPhone o un iPad, el usuario de Linux busca como primera opción un Android. Esto se debe a que las compañías imprimen su filosofía en cada uno de sus productos. y la gente los sigue. Igual siempre hay excepciones y no por comprar un iPad el usuario de Linux se transforma en hereje y el usuario de MAC no se puede privar de comprar un buen Android. “Estamos en un mundo libre y eso es lo bueno. La posibilidad de elegir lo mejor que nosotros queramos.

Gracias por leer, no se olviden de comentar y hasta la post que viene, amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *